Quedadas entre fotógrafos creativos

Luciérnagas (pequeña)

Siempre he defendido el carácter solitario e íntimo de la fotografía creativa y, si me apuran, defendería la soledad que implica cualquier actividad artística, en tanto que es un acto que se destila de nuestro interior y que no siempre tiene tintes agradables. Me he preguntado innumerables veces por qué una persona decide ser artista, independientemente de cuál sea el nivel de su talento, y barajo la firme hipótesis de que tamaña decisión sólo puede venir dada por un cúmulo de dudas y preguntas, por una necesidad de interpretar la realidad que nos rodea y la propia, por el alivio que supone descargar parte de nuestra lucha interior en un lienzo, una foto, una hoja de Word o de papel, una pieza musical o un vídeo. No lo duden ni un segundo: estamos solos, sobre todo en lo que atañe a lo más remoto de nosotros mismos, lodazal del que proceden innumerables ideas que luego se plasman en una obra artística. Esa especie de aislamiento se hace prácticamente imprescindible a la hora de plasmar nuestro universo interior, en la medida que nadie mejor que tú lo conoce, nadie tan único como tú para volcar esa unicidad en una fotografía y por ende hacerla única.

Alegre tristeza de un árbol (pequeña)

Llegados a este punto, quisiera dedicar esta entrada al blog a una situación completamente contraria a la descrita. Fue el año pasado, en Aracena, cuando organicé un taller de fotografía creativa acuática. Mis talleres son complejos porque siempre parto de la idea de que el arte en su mayor esencia debería practicarse en solitario, y por lo tanto inspirarse y producir algo medianamente interesante ante otros se convierte en una tarea ardua e intimidatoria: implica desnudarnos ante otras personas que de poco o nada conocemos y eso suele ser duro. Pero quisiera hablaros de un placer descubierto el año pasado, de una experiencia grata que en ocasiones es saludable practicar: tu arte con otras personas que también se dedican a ello.

El otro día íbamos paseando por la calle los fotógrafos Elena Palace y Jesús Solana, tras visitar la exposición WomenToWomen en la Galería Cero de Efti, y nos fijamos en dos sillas roídas, desgastadas y viejunas abandonadas en la calle: “Foto, foto, pueden servir para una foto”, pensamos los tres en nuestro fuero interno y luego en voz alta. Estas coincidencias de pensamiento o modus operandi sólo pueden hacerme sonreír.
Pero voy a lo que me atañe ¿Quiénes de los que me leéis sois fotógrafos creativos? ¿Quiénes de vosotros habéis trabajado con otros compañeros? Y no me refiero exclusivamente a colaboraciones. El hecho de trabajar juntos no siempre implica una fusión de universos. Os pregunto si alguna vez habéis construido una fotografía al lado de otra persona que a su vez está maquinando otra o si alguna vez habéis creado codo con codo con otro fotógrafo o le habéis ayudado a realizar su propia foto. Como fotógrafos, ¿habéis posado para otro fotógrafo? En este post hay intercaladas fotos que he hecho rodeada de muchísimos fotógrafos y al final fotografías de compañeros para los que he posado en las quedadas.

Lo que sangró el perro (pequeña)

Disfruté de esta experiencia por primera vez en Aracena y fue más que gratificante. Obviamente ninguno de nosotros trabajaría siempre así, pero ver que los demás trabajan de forma semejante genera complicidad, es una vivencia muy grata. Agradeces que los demás se estén dejando, la piel y las entrañas para plasmar su interior en una foto. A tu lado. En Aracena no sólo acabamos todos en pelotas dentro del agua, nos despelotamos el alma entre unas 10 personas y eso para mí supuso un antes y un después a la hora de concebir la producción artística. Tal y como he empezado la entrada, sigo defendiendo la soledad a la hora de crear cualquier pieza artística, pero de vez en cuando, sólo de vez en cuando, es saludable que varias personas que se dedican a lo mismo que tú, se reúnan con el fin de trabajar juntos, en un ejercicio que requiere imaginación, poesía y mucha concentración. También es una ligera lección de humildad, empatía y complicidad: no sólo tú trabajas así, no sólo tú te metes en el agua y las pasas putas para sacar tu foto, no sólo tú sufres cuando sales a hacer fotos o al contrario, no sólo tú rozas la catarsis en la realización de determinadas instantáneas. De este modo, no sólo tú padeces fobias, ilusiones, inquietudes o entablas en tu interior una lucha interna. El carácter performativo en la realización de una fotografía construída está en la obra de cualquier fotógrafo creativo. Empatizas con otros compañeros y terminas sintiendo con mayor intensidad su propio trabajo en esa especie de “teatralidad” y “montaje” que se desarrolla antes de un disparo con la cámara.

Todas y cada una de las veces que he quedado con otros fotógrafos creativos para fotografiar he sentido una especie de comunión con ellos: “Esta localización es muy bonita”, “Pósame así o asá”, “¿No te importa meterte en esa charca con moho y musgo?” Nos sitúa a todos en una misma corriente que no por ser corriente, tendencia o la misma categoría fotográfica nos impide volcar toda nuestra esencia en nuestro trabajo y seguir siendo nosotros mismos.

Sí, quisiera repetir, al menos una vez cada dos meses. Sentirme en mi salsa en compañía, salir ocasionalmente del individualismo del artista para crear frente a frente con otros artistas. Eso genera hilos, nos enriquece, palia la soledad y genera complicidad, conoces a una persona más allá de los personajes de sus fotos, lo que abre nuevos caminos de interpretación de su obra.

En las quedadas, además de hacer fotos, también posamos entre nosotros y cada vez lo tengo más claro. Si alguna vez queréis dedicaros a posar desnudos, vestidos o como os venga en gana, hacedlo con fotógrafos creativos, si queréis trabajar dentro de un marco más sensible, poético e introspectivo. Yo os posaría a todos ad eternum. Me hacéis sentir fenomenal, me siento arropada, segura y feliz de pertenecer a vuestros mundos. Para mí este muestrario es un gran regalo.

Josh León.

Midnight Echo

Mònica Quintana (Modelo además de la foto de mi chica en el árbol con el traje blanco).

Mònica quintana I Mònica Quintana

Dani Pelirrojo.

Dani

Mara Saiz Gomis.

Fotografía Mara Saiz

Foto Mara Saiz II

Sebas Oz.

Sebas Oz - Sin gravedad

Fotografía de Sebas Oz

Aliena Nieto.

Aliena Nieto I

Aliena, foto definitiva

Mia Madrid

Mia Madrid

Jesús Solana.

Jesús solana

Rafa Macías.

Rafa Macías

Bárbara Traver.

Bárbara traver

Mónica Sanz.

Mónica sanz

B

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s