Más desnuda que un libro

Naturaleza muerta (pequeña)

Durante los últimos días, me he estado dedicando en cuerpo y alma al Malasaña Market y a ciertos proyectos fotográficos y cinematográficos, por lo que no he tenido apenas tiempo de entrar en Facebook comme il faut, si es que ciber antros como en los que se suelen convertir las redes sociales merecen una pausada atención. Creo que entré dedicándole tiempo el día 19  por la mañana y cual no fue mi sorpresa, al encontrarme con al menos 7 estados que atentaban contra la dignidad de la mujer por el hecho de ser mujer y 8 privados declarándome lo muy hot que salgo en mis fotos (¿?), a saber, 15 casos de sexismo. No es que se esté incrementando, es que dio la casualidad de que se manifestaron todos juntos. In hilo tempore yo también escribía en Facebook cualquier estupidez que se me pasara por la cabeza. Ahora las escribo en mi blog. Hace tiempo que lo controlo bastante bien, pero no sois conscientes de la mala imagen que damos escribiendo lo primero que se nos pasa por la cabeza cuando no tenemos un público delante al que mirar a los ojos. No os dais cuenta de lo terríblemente imprudentes que somos a veces cuando nos dedicamos a juzgar a los demás sin un previo análisis de nosotros mismos. Yo lo hice una vez y quedé escandalizadísima: me costará toda una vida hacer frente a todos mis defectos, como para ocuparme, encima, de los que no me incumben.

Lo sé, que está a la orden del día. Pasa todos los días, lo que pasa es que cuando tu vida personal está vacía de todo este tipo de prejuicios, hablando así en grosso modo, tendemos a olvidar que el mundo es muy grande y que la condición humana es tan vomitiba como el mundo de mierda que se ha construido. Guille no sólo no es sexista, es uno de los hombres más feministas que conozco y mis padres siempre me han dado una educación en la que la igualdad de derechos entre sexos era una prioridad a asimilar. Me he aferrado a este pequeño cosmos, ignorando inconscientemente lo demás y así luego no soy capaz de asimilar que el mundo es muy diferente a como yo quisiera que fuera.

Ante estas situaciones, he barajado diferentes posibilidades:

a) Ponerme hecha un basilisco y dentro de esta posibilidad, otras dos:

– Expresarlo con ferocidad.

Meme II

– Enclaustrarme en un profundo y tenso silencio.

Meme I

No está mal la opción de enfadarse, siempre optando por la opción de enfadarse con cautela y guardando silencio. Pero claro, sigues enfadado y los enfados nos consumen, no nos dejan dormir ni comer bien, nos provocan úlceras y te convertirías socialmente en un misántropo inadaptado. De esta manera, nació la opción b.

b) Intentar estar por encima de las circunstancias, haciendo el esfuerzo de esquivar la ofensa o la indignación. Si alguien tiene la madurez o la pasividad de llegar a este nivel, le felicito. Yo de momento estoy explorando los posibles caminos para pasar olímpicamente de los gilipolleces de muchas personas, ¿cuál es uno de los métodos que estoy contemplando?

c) El humor. Ciertos casos pueden tomarse como algo tan irreal, que no tengamos otra cosa que hacer que sonreír. Sonreír porque nos hace gracia tanto absurdo, sonreír con condescendencia, como a quien no tiene remedio. Las opciones b y c estaban bastante bien como meta, pero me preguntaba si dentro de este mundo enfermo, no tenía yo cierta responsabilidad de intentar mejorarlo o, dicho de otra forma, de combatirlo.

De vez en cuando me asola el pensamiento de que ser indiferente a ciertas actitudes es egoista y me hace indirectamente responsable de ellas. No intervenir es muy cómodo y a veces nos limita por no tener que soportar una reyerta o la más violenta oposición.

Tú y yo

De esta forma, llegué a la posibilidad más interesante a la hora de enfrentarse a actitudes que no consideramos correctas: el arte. Nos hace bien a nosotros mismos, nos hace crecer como personas, nos permite cuestionar al mundo y permite remover el interior de los demás. De esta manera, llego al punto donde quería llegar desde el principio: si me llaman guarra, puta o desvergonzada por posar desnuda o me escriben privados sexistas a lo macho ibérico mea-esquinas, seguiré posando desnuda como si no hubiera un mañana. También se pueden escribir artículos tan bonitos como el de Rebeca Cygnus.

El desnudo a día de hoy sigue siendo uno de los grandes tabús del s.XXI, pero casi más que el femenino (de algo nos tendría que servir ser consideradas durante siglos malditos trozos de carne), el masculino y dentro del desnudo masculino, enseñar los genitales es tabú de tabúes. Es curioso, porque el otro día Guille señalaba que con esto del internet y el fácil acceso al porno, probablemente seamos, de entre todo nuestro árbol genealógico, los que más pollas, culos y tetas hemos visto. Y a pesar de ello parece que nos arden las córneas con unos pezones.

Si queréis iniciaros en el desnudo, primero tendréis que enfrentaros a vuestro propio cuerpo y desinfectarlo de todo tipo de culpa. Si luego queréis publicarlo, tendréis que evitar que el acoso y los prejuicios os afecten. Y si ya habéis llegado a ese nivel, entonces proponeros estar más desnudos que el viento, la marea y los lagartos, tan desnudos y transparentes como una mirada o un libro. Quien no sabe interpretar o asumir un cuerpo desnudo se convierte en el gran analfabeto de las pocas premisas que tiene la Verdad.

leila1

* Última fotografía editada por la gran Esther Hernández.

Si tenéis alguna duda o pregunta, no dudéis en contactar conmigo através de Ask.com.

Advertisements

4 thoughts on “Más desnuda que un libro

  1. Lei esta entrada mientras me comía una pizza prosciutto gigante en Málaga. Me resultó muy fácil y ameno de leer sobretodo porque yo cuando como desconecto todos mis sentidos y me cuesta concentrarme en otra cosa. Estoy de acuerdo en todo. Entradas de blog como esta son ultranecesarias.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s