Quien dispara

Quien dispara (pequeña)

Estaba soportando el soporífero verano en mi pequeño cuartito de trabajo, abuhardillado y de techos muy bajos, cuando recibo un privado de Mara Hernández “Me he acordado de ti, porque he descubierto un campo de lavanda impresionante”. Se me acelera el corazón, parece que por el momento no tendré que ir al sur de Francia a liarla, que tengo una localización más cercana nada más y nada menos que en Brihuega, Guadalajara. Me llamó la atención que no se supiera en el mundillo, porque si hay un sueño en fotografía creativa, dentro de las localizaciones estándares más llamativas, ese es fotografiar en un campo de cultivo de lavanda. Así que empezamos a maquinar unas sesiones allí.

Desde el primer momento quiero agradecer a Mara que haya pensado en mí en cuanto tuvo conocimiento de este rinconcito, creo que a día de hoy existe poco compañerismo dentro del gremio, pocas ganas de compartir y demasiada competencia, que no entiendo fuera de una triste inseguridad en nuestro propio trabajo, y por ende en nosotros mismos.

Mara y yo

Nunca había posado para ella, aunque sí hemos fotografiado juntas en un mismo enclave. Como siempre, cada vez que localiza algún lugar que puede interesarme, me avisa. Ya iba siendo hora de una pequeña colaboración, así que volví a las andadas del posado, desde hace tiempo dentro del marco de mis amistades y fotógrafos de confianza.

Yo sería la modelo de Mara y Guille mi muso, al que tengo que sacar más partido porque lo hace estupendamente. Hubiera querido posar yo, pero cada vez veo más necesario un modelo en fotografías en las que hay mucho movimiento, pues el momento en el que se ha de disparar la foto la toma el fotógrafo y son unas milésimas de segundo muy precisas y decisivas. No obstante, que Guille sea mi modelo no altera nada. Esto lo explica muy bien el pintor de El retrato de Dorian Gray, cuando explica que ha puesto mucho de sí mismo en esa obra: Harry, todo retrato pintado con sentimiento es un retrato del artista, no del modelo. El modelo es meramente el accidente, la ocasión. No es a él a quien revela el pintor; quien se revela sobre la tela coloreada es más bien el pintor. La razón por la cual no exhibiré ese retrato está en el temor que siento de mostrar en él el secreto de mi alma.

No es lo mismo una fotografía estática, en la que en ningún momento cambia nada, que las dinámicas. Tenía en mente un clásico juego de palabras, el de “disparar a alguien una fotografía”. Ese balazo que Guille tiene en la espalda simboliza la captación de un sujeto através del objetivo de una cámara. En un principio pensé en comprar una camisa, romperla y pintar encima de ella, pero a Guille se le ocurrió la brillante idea de ponerle un trapito pintado, sujeto con imperdibles y luego fusionarlo bien con Photoshop. Mi primera idea con respecto a la camisa evidencia mi preocupante carácter destructivo.

FOTO LEILA (1)

Making bala

Fuimos a disparar a la hora más bonita del día, la del ocaso. Era un riesgo, porque es la luz más maravillosa, pero eran dos sesiones y teníamos poco tiempo, una hora aproximadamente. Mi recomendación es que si el año que viene vais (me han informado de que siegan el 17 de agosto), vayáis sobre las siete y media de la tarde, que tenéis dos horas de luz, una buena y la otra increíble y así realizáis las fotos más relajados.

Otra interpretación que le doy a la foto es la un hombre víctima del Cupido más moderno. Cupido deja su carcaj de flechas en una esquina y examina con enorme interés un revólver, más ruidoso, pero capaz de matar de amor de una forma más segura y certera. Habría posado yo, pero como os digo, en las fotos que son más dinámicas prefiero trabajar con modelo. Guille, en este caso, es el personaje con el que me identifico, víctima hace tres años de una de las casualidades más hermosas de mi vida. Pero dedico a este tema una de las entradas de la semana que viene, porque bien lo merece.

Foto making I

Foto making IIFOTO LEILA (4)

Considero esta sesión un pequeño ejercicio creativo con un trasfondo simbólico. Yo conocí a Guille através de la fotografía o, mejor dicho, fue la fotografía lo que nos unió, por lo que ese Cupido está muy lejos de ser representado por una persona (y mucho menos por mi persona), sino por la mismísima Fotografía. Por otro lado, está el juego de palabras, ¿Se os ocurre más expresiones que estás para decir que se ha hecho una foto?

a) Hacer/ realizar una fotografía.

b) Disparar una fotografía.

c) Tirar una fotografía

d) Sacar una fotografía.

d) Capturar una fotografía

Resulta muy llamativo tantos verbos para definir una sola acción y, quizá, de todos ellos, mi favorito sea el primero, que es el verbo que mejor define la fotografía constructiva: Hacer una foto. Es como el tema de los besos en catalán. En español los besos se “dan”, pero en catalán, resulta que los besos se “hacen”, ¿no es realmente hermoso producir algo, darle el primer ser? Entender el acto fotográfico como la capacidad para fabricar, para dar forma, norma y trazo a una estructura visual. Através del “hacer” subyace el trabajo intelectual, la creación con la imaginación, o la concepción en la imaginación misma. Qué dicha la de hacer fotos, la de hacer besos…

Los modelos son parte del barro que está en nuestras manos para moldear el universo que queremos expresar en una foto. Y lo tengo que confesar: es una auténtica gozada trabajar con Guille. Aparte de que está de toma-pan-y-moja, se adapta perfectamente a lo que le pido, lo entiende y lo expresa a la perfección. Supongo que es lo que tiene ser siameses de mente, debe de ver claramente la imagen que tengo en la cabeza antes de disparar. Suerte feliz, la de hacer a mi Guille, la de hacer”con mi mi Guille.

Siempre aparece en mis fotos haciendo el payaso (les pasa a muchos cuando les colocas una cámara por delante), pero cuando le da por ponerse serio a posar, anda que no es sexy.

Guille (pequeña)

Campos de lavanda II

Detalle I

Campos de lavanda IV

Campos de lavanda V

En mi vida había visto un campo de lavanda, por lo que reconozco que la experiencia ha sido fascinante. Un lugar así embelesa el olfato y aturde la vista. La mezcla del naranja con el morado, colores complementarios, es un atrevimiento afortunado de la naturaleza.

Posar para otros fotógrafos siempre ha sido una experiencia muy enriquecedora, porque ves en qué coincidís, en qué os alejáis e incluso se puede vivir y analizar su método de trabajo. Es estar presente y ser partícipe en una de las partes del proceso creativo más importantes. En ese sentido, posar para Mara Hernández ha sido muy revelador. Antes de disparar, una foto hay que pensarla y ese pequeño instante reflexivo es mágico. Os dejo aquí parte del trabajo que hizo conmigo, un personaje pensado por Mara, cincelado por la mente, pulido con los ojos. La corona está realizada por Laura Alonso y el vestido Esther Noriega.

Díptico Mara

Díptico Mara V

Díptico Mara IV

Díptico Mara II

Díptico Mara III

Aquel mismo día iniciábamos nuestras vacaciones en la casita que tienen los padres de Guille en Ávila, por lo que nos chupamos un Guadalajara-Ávila después de las sesiones, cruzando de nuevo Madrid. Llegamos derrotados, cansadísimos, a la una de la mañana. Pero oiga, para esas horas Mara ya me había enviado un pantallazo de la edición de una de las fotos y a la mañana siguiente las tenía todas en mi correo. Esfuerzo, talento y profesionalidad, un ejemplo de que conciliar virtudes no siempre es tan difícil.

Advertisements

2 thoughts on “Quien dispara

  1. Hola Leila, en la película Mil veces Buenas Noches que interpreta Juliette Binoche, hay una escena muy potente en donde su hija le dispara todo el cargador de la cámara, y en ese sentido es un “disparo” literal.
    Besos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s