Todas las direcciones

Cuernos (pequeña)

Creo que sólo nos equivocamos dos veces pidiendo comida en China. Y cuando digo equivocarme, es que en vez de pedir cualquier otra cosa, pedimos carne. Dos veces en dos semanas es poco teniendo en cuenta que a veces llegábamos a un restaurante y el menú estaba completamente en chino, sin imágenes ni nada que tú pudieras señalar con el dedo ¿Os acordáis de ese pasaje de Cien años de soledad? Es oportuno mencionarlo, porque es pertinente y porque justo días antes había fallecido su autor: El mundo era tan reciente que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo. Claro, que también podía pasar que no hubiera lo que estabas pidiendo y te trajeran lo que les saliera del alma, porque venían a decirte algo y la incomunicación era total. Pero ya hablaré en otros post sobre las lenguas y en concreto del Chino, la lengua más hablada del mundo -si mal no recuerdo- y de la que sólo sé chapurrear cuatro palabras mal contadas.

Se trataba de una sopa muy típica, con fideos de arroz gruesos y largos, empanadillas rellenas de carne, verduras y setas. Así pues, mientras intentaba comérmela con palillos, ayudándome de una cuchara, tratando no hacer mucho el cerdo, surgió la conversación sobre el tema de Cuernos de Teleidoscope.

– Quisiera hacer una foto de cuernos, pero no quiero que sean de animales, aunque otorguen al personaje de un aire animalesco.

– Podrías hacer que surgieran de la cabeza unos dedos….

– ¡Oh! ¡Qué buena idea, Guille! ¡Unos dedos, no! ¡Unos brazos!

Creo que es la primera vez que me apoyo en una idea de Guille para realizar una foto. Él tiene buenas ideas a veces, pero al final no sé por qué, no le apetece hacerlas. Sospecho que la fotografía no le atrae mucho, pero no pasa nada, con que le atraiga yo, me basta y me sobra 😛

Os juro que habría querido realizar esta foto en China, pero la visualicé en bragas y entre Guille y Rosalía me metieron tal pánico en el cuerpo de que allí los desnudos no eran bienvenidos, que me resigné a hacerla en España, qué más daba. En el fondo me daba un poco igual, trabajo de la misma forma en cualquier parte del mundo, pero reconozco que los paisajes y naturaleza no son los mismos. No sé qué es lo que habría salido en China, pero lo cierto es que el Parque del Oeste es bien hermoso y estoy muy contenta con el resultado.

Ya he trabajado más veces en el Parque del Oeste, es un lugar muy ameno, que en primavera se inunda de olor a dama de noche. De hecho, nos encontramos unas ramas de dama de noche que alguien había cortado y están en el suelo de la foto. No obstante, Guille lo pasa fatal con la alergia, así que la primavera ya no me gusta todo lo que me gustaba antes. Paramos frente a este gran árbol, parecido al ficus, pero que no sé cómo se llama y me quité mi vestido para quedarme en bolas con mis ya famosas braguitas de leopardo.

Foto making I

Foto making II

Foto making III

No me voy a quejar. La temperatura era agradable, teníamos justo al lado un banquito (este en el que aparece Guille) donde dejar todas nuestras cosas para tenerlas controladas y no pasaba nadie. La sesión se hizo en cinco minutos, ni más ni menos. Normalmente las fotos ya las tengo hechas en la cabeza, por lo que luego la realización suele ser muy rápida…

Foto making Guille

… aunque no por ello menos sufrida.

Foto making VII

Vale, sí, ya sé que a veces tengo el glamour justamente donde señalo con el dedo, pero Guille seguía disparando y esta foto me pareció muy graciosa. Es lo que tiene trabajar en la naturaleza como Dios nos trajo al mundo, que acabas lleno de barro, magulladuras y, en el menor de los casos, de tierra. Cualquiera que me viera…

Llevo bastante tiempo queriendo romper con el posado tradicional que nos adjudican a las mujeres. Pero no sólo eso, las mujeres, por norma general, se sienten más bonitas en según qué poses: las que embellecen su cuerpo, sus curvas o resaltan su feminidad. A esto le sumamos que se retocan, incluso en el mundo de la fotografía creativa. Yo desde marzo del 2012 no me retoco el cuerpo y ahora quisiera centrarme en el posado más salvaje y asilvestrado, proponer otro tipo de belleza del cuerpo femenino… o al menos, con las fotos de making, dar otra imagen de mí misma mucho menos estilizada. Fue leyendo a Susan Sontag cuando me di cuenta de que la fotografía va sobre algo más que salir guapo en una foto, de ahí que la fotografía haya sido siempre considerada como un gran icono de registro de lo que consideramos bello o favorecedor.

Creo firmemente que si la idea o la estética de la foto atrapa al espectador, los considerados socialmente como defectos físicos o taras estéticas quedan en un segundo plano. Así pues, si tengo un poco de tripita,  me la sopla. Me la sopla porque en la vida real hace tiempo que me la sopla. Lo mismo pasa con las estrías, la celulitis, las ojeras, vello en las axilas, piernas o pubis. Creo que desde que tomé la decisión hace dos años de respetar mi cuerpo me llevo mejor conmigo misma. Respeto mi cuerpo, mis ritmos, lo que me apetece y lo que no. Así pues, si ese día tengo ganas de tomarme un enorme trozo de pastel, no me privo. Y normalmente me gusta ir depilada, pero si un día no me sale del alma torturarme, tampoco me cae el mundo al suelo. No será la primera vez que he ido a clases de danza sin depilarme y he bailado sintiéndome una reina mora más.

Foto making IV

Foto making V

Foto making VI

Por último, los famosos cuernos. Los cuernos señalan al infierno, al cielo y a mi casa, a Guille, a mi madre y a mi abuela, a las hojas, a la lluvia y al viento. Señalan a mis perras corriendo detrás de una pistola de agua, a Emma creciendo y estudiando y a mi cámara disparando la próxima foto. Mis direcciones.

Foto making Cuernos I

Fotos making cuernos II

Integré los brazos como mejor pude con Photoshop, intentando fusionarlos entre el pelo y unas cuantas manchas cutáneas. Los dedos en esta foto tienen la misma función que si fueran una brújula de carne. Los de las manos, los de los pies, los de los cuernos. Señalan todas las direcciones de mi vida.

Foto making Guille y las perras

Advertisements

2 thoughts on “Todas las direcciones

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s