El canto hondo del eco

El canto hondo del eco (pequeña)

Mientras escribo este post, que tenía atrasado, mis amigos sevillanos suben fotos y vídeos pasándoselo de puta madre en la feria. Ya os vale. Guille me suelta por el chat que he estado en Shanghai y que he tenido la oportunidad de ir a la feria de abril que organizan allí, pero sin cientos de miles de sevillanos -a veces han llegado al millón- concentrados en 450.00 m2 no hay feria, eso lo tengo más que claro.

Esta última fotografía es un homenaje a dos cosas. Por un lado a Sevilla, en un intento de reconciliarme con esta ciudad y por otro, a la danza, actividad que llevo practicando al menos 7 años. Está realizada en Ávila, en uno de los últimos días de frío del año, mientras las perrinas corrían como los dos espíritus libres por los campos de cosecha y pagaban el precio con un buen fregao,

Menta y su baño

Milka y su baño

La hice por supuesto con mi Guille, a quien veréis más adelante imitándome para enfocar, jaja.  Abajo del todo veréis mi primer gif, para que os hagáis una idea de cómo ha sido el posado. Hacía tiempo que no dedicaba tiempo a una foto alegre y es que quizá ya esté empezando a salir de un pequeño agujero en el que me metí durante cinco meses. El viaje a Shanghai o la exposición de Microteatro por dinero son acontecimientos que me revitalizan mentalmente. Claro, que no se puede tener todo, dado que la fecha de la inauguración y el montaje de la exposición han propiciado que mis trajes de flamenca se queden en el armario cogiendo polvo.

En un primer bloque voy a hacer un enorme ejercicio de reconciliarme parcialmente con Sevilla ¿Qué tiene Sevilla que hace que la adore como ciudad sin caer en el Síndrome de Estocolmo?

– Mi familia. Probablemente asocio Sevilla al lugar donde viven mis padres, mi abuela y mi hermana pequeña y como en numerosas ocasiones no son las ciudades, sino su gente, probablemente este motivo sea más que suficiente para tener esta ciudad en mente casi todos los días.

Foto making I

Foto making II

– El azahar en primavera y el resto de los días el olor a incienso. Se ha creado un meme muy gracioso con respecto a esto. La primavera comienza en Sevilla cuando nace el azahar, cuando el coche de mi madre, aparcado bajo un naranjo, se cubre de florecitas blancas, cuando por la noche abres la ventana para que entre el fresquito y un golpe de olor a azahar inunda la casa.

– No sé si es porque vivo en Mairena del Aljarafe, pero me encanta despertarme con pájaros. Por las mañanas y por las tardes con vencejos. En cada amanecer o atardecer, los vencejos salen chillando como los putos locos, revoloteando frenéticos por el aire. Bajo mi ventana hay cacofónicas urracas, palomas, mirlos y otro pájaro que se parece al cuco pero que todavía no he identificado. En Madrid hay pájaros, sí, pero no tantos como en Sevilla. Y a mí los pájaros me fascinan.

– La luz. Vuelvo de Shanghai siendo consciente de la luz tan bonita que hay en España, pero sobre todo de la luz tan bonita y dorada que ha tenido Sevilla siempre. Creedme que como fotógrafa estos detalles visuales no se me pasan por alto.

– De su gente (sí, con g aspirada) me gusta su calidez y alegría. No es que conforme vayamos ascendiendo al norte sean menos alegres, pero lo muestran un poco menos. Yo me pongo un traje de flamenca y se me planta una sonrisa en la cara como a los tontos. No estamos hablando de clichés españoles, allí los clichés son una realidad: la guitarra, “er flamenquito bueno”, el albero y los volantes, el sol, el azahar y er duende.

Foto making III

Foto making IV

Foto making V

– Os puedo asegurar que no hay nada más bonito y mágico que pasear por la noche por la orilla del Guadalquivir o ver Triana o la Torre del Oro reflejadas en el agua. Tampoco tiene desperdicio el Barrio de Santa Cruz a las dos de la mañana. Porque hay algo que es indudable: Sevilla es probablemente una de las ciudades más bellas de España. Antonio Gala decía “lo malo no es que los sevillanos piensen que tienen la ciudad más bonita del mundo… lo peor es que puede que tengan hasta razón”.  Sevilla tiene el casco histórico más extenso de España y uno de los más grandes de Europa. Desde que han hecho la Avenida de la Constitución peatonal la Catedral me quita cada vez más el hipo. Por cierto, es la tercera más grande del mundo.

– No hay nada que me importe más en este mundo que mis seres queridos -perras incluidas-, la fotografía y la lluvia. Y en Sevilla llueve a lo tropical. Estar en mi cuarto leyendo, editando una foto o pintando y escuchar cómo el cielo se cae encima de mi casa es uno de los grandes placeres de la vida. En Sevilla llueve un promedio de 51 días al año, muy poco si se compara por ejemplo con Galicia. Para colmo la mayoría de los días están repartíos entre Semana Santa y la Feria de abril, paradoja de una impertinencia cuanto menos curiosa.

Foto making Guille II

Foto making Guille

– Soy vegetariana y me pierdo mucho de su gastronomía, pero os juro que soy muy fan de comerme unas buenas papas con alioli desde el escalón más alto del Patio de San Eloy. Y los helados del Rayas… dioses…

Como filóloga su dialecto me fascina. Los “Sí o qué”, el “tamoh tó ciego, abeh”, los “chalecos” pa tó, el balón que no se cuela, “se embarca”, las tres negaciones para una afirmación profunda: “No ni ná”. Los sevillanos no sienten dolor, están “geñíos”, no son desagradables, son “saboríos” o “malajeh”, no van rápido, van “follaos”, no vas despistado, vas “ehnortao”, las cosas no están ajadas, están “chuchurrías”, los pendientes son “zarcillos”, no se dan duchas, se las pegan y beben más que “los peces del villancico”.

No lo puedo negar, un poco sí que me gusta Sevilla.

Por último, cierro este post con un segundo bloque, porque es algo que está muy patente en la foto: la danza. Este traje me lo ha prestado Estrelli, de mi grupo de danza del vientre y, por supuesto, lo ha hecho ella. Reconozco que pocas cosas, como rutina, han sido tan necesarias en mi vida como la danza. Es algo que mantengo un poco oculto, pocos saben que bailo danza oriental y entre los que me conocen, casi nadie me ha visto bailar, pero desde que conozco a Puchi desde el año 2006, salir de casa aunque estés hecha una mierda para bailar ha sido de las mejores actividades que me ha ofrecido la vida. No será la primera vez que me he arrastrado a las clases de baile, dejándome el alma en casa y he salido alegre, liviana, sonriente y reconciliada con mi vida.

Foto Making VII

Foto making VI

Foto making IX

La danza es importante, sí. He pasado por varias profesoras de danza del vientre, pero al final he llegado a la conclusión de que si tengo que perseguir a Puchi Dueñas hasta Carabanchel, allí me voy aunque sea una hora de ida y otra de vuelta. Puchi es quizá de las personas más sonrientes, risueñas y sensibles que conozco, sin abandonar la profesionalidad más absoluta. Es mi profe, pero a estas alturas ya es amiga y foco de las confesiones más dementes que os podáis imaginar.

Por otro lado, a mí no me gustan en exceso los niños -raro, porque me encantan los perros-, pero el otro día la vi con su Yoel, de poco más de un año, y sentí la ternura en su más entrañable significado. No se me olvidará tan fácilmente el brillo de sus ojos, su voz y la enorme dulzura que destilaba. Os juro que fue tan emocionante que casi lloro.

Esta es mi profe, esta cordobesa de cabello largo y ojos verdes, la danza ya viene después. Por cierto, si queréis acudir a un espectáculo de danza oriental para caeros de culo, el 25 de junio presentamos varias coreografías tocando desde el velo, los abanicos, los crótalos o las alas de Isis. Habrá percusiones, danza oriental fusionado con flamenco y yo bailaré una coreografía romántica que hasta ahora es el mayor reto que se me ha presentado en los casi 7 años que llevo bailando. Nos queda por perfilar mucho, pero como salga va a ser impresionante.

picasion.com_f35e649f65d442758ab66a759019daca

Advertisements

One thought on “El canto hondo del eco

  1. Jooooo….es lo mas bonito k me han dicho en mucho tiempoooo….leila sonrio porque me siento una privilegiada….encontrarme con gente como tu…tan artista…tan bonita….tan dulce como tu….y saber que te hago, por un ratito, viajar al maravilloso mundo del cuerpo en movimiento….eso me llena de alegria….x eso sonrioo….gracias de todo corazón por esas palabras..k ademas las percibo tan sinceras….hija k eres artista pa to lo k tpones…k bonito escribes leilaaa.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s