Huesos de invierno

Las mujeres desnudas somos como los muertos. Nadie puede dejar de mirarnos. ¿Qué tendrán nuestros pezones y el pico peludo de nuestro vientre? Qué cosa fatídica. Irremediable. Qué pestilencia. Y qué tendrán los ojos que miran y miran y miran. Y si no estoy muerta no me queda más remedio que estar desnuda. Estoy desnuda porque no estoy muerta”. Angélica Liddell.

Huesos de invierno (pequeña)

2013 ha sido un año extraordinario, pero se me torció en el último mes y medio. Así que cuando me tocó ir a Dénia, me fui con un fuerte sentimiento de soledad y desazón en el pecho. Me fui yo sola con mis monstruos e inseguridades a Valencia a dar una pequeña charla y a organizar un microtaller a la academia CaulínPhoto. Y menos mal que acepté. La experiencia me ha hecho ser muy desconfiada, pero como decía George Eliot, ¿Qué soledad es más solitaria que la desconfianza? Lo calibré bien, lo sopesé y le respondí enseguida, que bueno, que vale, que vamos para allá. Aquello no pintaba nada mal y nunca había estado en aquella ciudad.

No quiero dejar pasar los párrafos sin agradecer profundamente a Pablo y a Rubén la acogida tan cálida, cariñosa y atenta que me profesaron. El esfuerzo de Pablo por que el 13 de diciembre estuviera allí plantada para mí fue conmovedor, porque muchos aprecian mi trabajo y el concepto que manejo de la fotografía, pero pocos me llaman para ir a sus academias, sean más humildes o menos.

Comí extraordinariamente y me llevaron a varios lugares: teníamos que ver dónde desarrollaríamos la propuesta de fotografía colectiva y, ya que andaba por aquellos lares, ver posibles lugares para hacer yo de las mías. Necesitaba expulsar una foto, en concreto crear un ser semienterrado -en un principio en la arena- y fotografiar en picado. Las algas, oh, sí, esas montañas de algas tenían muy buena pinta: trabajaríamos allí.

Tengo que hablar de sus alumnos, quizá uno de los mejores grupos que he tenido nunca en un taller. No soy sólo yo la que tiene inquietudes y no sólo a mí la fotografía me ayuda a expresar lo que llevo dentro. Y que de vez en cuando me usen para exteriorizar su visión personal del mundo para mí es un regalo. Les posé a todos e incluso alguno hizo de mi cuerpo quizá un buen retrato de lo que son ellos. Hace tiempo que reflexiono sobre la posibilidad del autorretrato a través de otros rostros, como si la fotografía tuviera la capacidad de encarnar en otros cuerpos tu subconsciente: cómo nos sentimos, qué nos perturba, qué deseamos. Por otro lado, también es muy interesante ver cómo cada uno interpreta tu físico. Uno de los aspectos que más me gusta de ser modelo es que hay fotógrafos que te modelan como si fueras barro, que te dan una forma con la que nunca antes te habías visto. Estuve hablando con ellos un ratito antes de comenzar a disparar: unos se sentían perdidos, otros no encontraban la inspiración, a unos les interesaba el erotismo, a otro la fortaleza femenina, a otro la fotografía documental y a otro la fotografía gastronómica. Alguno llegó a confesar que sufría en la producción de una obra artística, algo que me pareció realmente curioso, porque a mí me pasa. Cada vez que hago una foto siento una ansiedad que sólo se calma cuando culmino la imagen y estoy satisfecha con ella. Lo que quiero decir con todo esto es que personalmente para mí es importantísimo que los alumnos, en cierta manera, se desnuden, porque el arte no deja de ser una manera de retratar el alma. Una foto sin alma es algo completamente plano, algo que se olvida, nada en concreto que impacte y que nos haga empatizar con el artista y la obra en cuestión. Así pues, conociendo un poquito, pero sólo un poquito de cada uno, me los llevé a experimentar con sus cámaras. Yo posaba y los resultados son muy interesantes, en el sentido de que todos habían recibido la misma charla, todos me tenían a mí como modelo, todos fotografiaron en la misma playa, pero de ello cada uno hizo un mundo, el mundo que cada uno lleva por dentro. Os dejo aquí una muestra de algunas fotos que me han pasado y con las que estoy muy contenta… aunque no las he visto todas (ya os vale).

Fotografía de Rebecca Green.

Foto de rebeca

Fotografía de Leandro Martin Mársico Biazzo.

Foto leandro

Fotografía de Evaldes.

DSC_0044

Fotografía de Mamen Gavilá

Foto mamen Gavila

Fotografía de Merche Valdés

image

Fotografía de Jörg Hüttl

unnamed

Fotografía de Verónica Mayoral.

Verónica mayoral

En medio del taller, pedí cinco minutos para realizar una foto en un montón de algas. Olían mal y todavía estaban humedecidas, pero puse mi cuerpo desnudo encima porque estéticamente me llamaban para una foto. Y una buena foto bien merece un resfriado, bien merece sentir un poco de asco por un buen resultado final. A mí esta foto me encanta, cinco minutos robados a mi taller para mi foto más vista en Flickr, nada más y nada menos que 44.300 visitas. Pablo fue mi trípode humano o, como yo le decía en broma, mi hombre-objeto. Desde una inestable escalerita me hizo el enorme favor de disparar con su Canon 5D Mark II, bajo cuatro pautas que le di. Siempre me pongo algo nerviosa cuando le pido disparar a alguien que no soy yo, pero me vacío de mucha angustia y zozobra cuando hago la foto, cuando la saco de mí, cuando veo que todo ha salido bien. No es una foto alegre, ni mucho menos. No me encontraba especialmente bien y cuando me pongo aprensiva lo mejor es siempre volcarlo todo en una foto.

Pablo II

Making IV

Making V

Otro dato curioso es que no es fácil exteriorizar tus sentimientos delante de tanta gente, trabajar muy en serio con tanto público, pero es lo que tiene trabajar en exteriores y en medio de un taller. El lugar era maravilloso y cuando hago una imagen capturo recuerdos, enclaves, pistas del pasado. Y yo necesitaba llevarme todo eso conmigo. Tuve un gran dilema a la hora de hacer esta imagen principal, me encantaba la patita esa estirada, pero al final me decanté por la primera que habéis visto, más íntima y recogida, con un encuadre más centrado.

Making of I

¿Cómo hice esta foto? En realidad no tiene mucho retoque, tan sólo cogí partes del cuerpo de otras fotos y las integré lo mejor posible con Photoshop, para que diera la sensación de que había miembros humanos semienterrados a mi alrededor.

Foto making

Making IX

Making VII

Making X

Making XI

A la vuelta me metí en el autobús con el estómago lleno de un cucús delicioso, pero muy cansada. A pesar de que me había metido en el cuerpo una Biodramina con cafeína -me mareo hasta en el metro- me quedé profundamente dormida. Llegué a Madrid pegando cabezadas, la Puerta del Sol me esperaba abarrotada, el metro colapsado, llegué al piso de Carretas, nº5 agotada y agobiadísima. Cuantísima gente y qué sola me sentía. Guille se encontraba en Toledo con Menta y Milka estaba en Sevilla con mi madre, el piso estaba vacío. Vacío de amor, claro.

Me di una buena ducha de agua caliente, lavándome a conciencia todas las algas que todavía tenía en el culo.

Advertisements

6 thoughts on “Huesos de invierno

  1. Primero, aunque no lo más importante, en el anterior post te dejé unas palabritas. Se las han debido llevar los seres misteriosos…

    De las fotos de tus alumnos, al menos desde mi gusto y punto de vista, las hay impresionantes. De las que te hizo Pablo… ¡sobrecogedoras!.

    Comparto contigo mucho de ese estado de ánimo que me invade antes de una sesión. La noche anterior suelo dormir muy mal. Pienso que voy a meter la pata en mil aspectos.

    PD: Acabo de descubrir que pasó con el mensaje perdido, me colé en la web que anoté. Mil disculpas.

  2. ¡Me encantan! Tanto hablar de creatividad y me ha sorprendido esa última frase “Me di una buena ducha de agua caliente, lavándome a conciencia todas las algas que todavía tenía en el culo.” ¡Grande!

  3. Que pasión mas profunda por la fotografía, que sentimiento, yo que amo la fotografía, no sería capaz de describir un momento vivido tan intensamente.

    He descubierto tu blog muy recientemente, y creo que voy eliminar de mi lista muchos de los sitios que visitaba.

    Gracias por ser como eres y expresarlo tan maravillosamente.

  4. A quien le importa? si tus posados son vestida, maquillada espe
    cial o de desnudos lo importante es un trabajo muy bien realizado y de lo más original.
    En mí pequeña opinión, eres única, personal y transmites algo muy especial.
    Adelante y siempre avanzando, es lo que te deseo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s